¡No sé como escribirlo! Tips para conectar con tus textos

Sharing is caring!

Estuvo todo un día escribiendo el mail que le contaría al mundo sobre ese proyecto que la apasionaba tanto. Una idea que unía lo que amaba hacer con su sueño de trabajar en algo que la hiciera vibrar alto; y así dejar por fin, su actual trabajo que no la hacía feliz.

 Se decidió a no levantarse sin terminarlo.

Luego de arduas horas de trabajo (Que no solo se concentran en este día) apoyó su espalda en el respaldo de la silla a contemplar el resultado.

No estaba convencida del todo. Existía una presión silenciosa que aumentaba sus dudas y la hacia sentirse insegura: La ansiedad de que su proyecto sea un éxito y cumplir su sueño.

Así que luego de preguntarle a muchas personas que le parecía ese texto, llegó a mí.

Le expliqué como podía orientarlo mejor, que emociones debía resaltar y como podíamos reforzar esa idea para que se entendiera mejor y resonará con quienes leerían ese e-mail.

Su reacción ante mi respuesta fue de querer llorar. Subió la angustia de sentir que no vas bien encaminada fomentada por el cansancio. Así que le di el mejor consejo que puedo darle a cualquiera en este estado: “TÓMATE UN DÍA LIBRE. NO LEAS TU TEXTO. NO PIENSES EN ÉL. OLVÍDALO”

¿Qué puedo hacer entonces para que me entiendan? ¿Cómo puedo plasmar mi idea de forma correcta?

¡Te contaré algunos tips que pueden ayudarte!

  • INVESTIGA: No solo me refiero a investigar del tema en cuestión. Pero creo que investigar para darnos una idea global de como podemos abordarlo, es muy útil. La investigación te puede ayudar a: Dar el punta pie inicial en tu texto, a conocer a la audiencia correctamente, descubrir cuanto sabe tu receptor del tema, que debes destacar de ese texto que para el receptor sea importante…etc.

  • ¿QUIÉN ES TÚ PÚBLICO?: Siempre conocer esto te será de gran ayuda. Aún si la información que envíes la leerá solo una persona. Si buscas un feedback positivo como respuesta de tu mail, conocer quien lo va a leer te dará una gran ventaja: ¡Sabrás como abordar el tema!

      Ejemplo: Estas enviando una solicitud para llevar tu proyecto a una empresa. Te gustaría que pudieran disfrutar de una muestra totalmente gratuita; así ellos pueden conocerlo y ver si les interesa y tú puedes tener la oportunidad de generar contenido visual y testimonios (¡Además de un cliente si es exitoso! Ganas por todos lados)

La persona que debe leer el mail para que tu puedas llevar tu proyecto y probarlo es adulto mayor. No sabe nada de redes sociales. Es más, le encanta recibir los currículos a la antigua: Impresos, en persona y muchas veces citarlos a todos en una hora específica para hacer la selección del personal.

¿Cómo sería el mail que tú le enviarías entonces? ¿Largo, contando todo lo relacionado con el proyecto en él? ¿Muy corto? ¿Le entregarías información precisa y relevante para luego pedir una cita y reunirse para conversarlo?

Por eso este punto va muy ligado con el primero, de investigación. Siempre será beneficioso saber a quienes dirigiremos la información que vayamos a crear.

 

  • IDENTIFICA BENEFICIOS Y EMOCIONES: Una vez que tengas toda la información clara y el público objetivo también debes tener muy claro que beneficios le brinda lo que ofreces a quien va dirigido. Estos beneficios pueden ser tangibles y emocionales (Estos últimos son muy importantes)

OJO: Hablo de beneficios no de descripción del producto o servicio. Acá debemos centrarnos en lo que nuestro receptor GANA al usar el producto o contratar el servicio, no lo que el producto o servicio tiene que lo hace tan fabuloso. 

Ejemplo: Si vendieras monitores para bebés el beneficio sin duda va dirigido a los padres: “Siempre que tu bebé duerma, él estará a salvo y seguro” “Mientras tu bebé duerme, disfruta de un merecido descanso sin miedo a que le ocurra nada” “Donde tus ojos lo vean”

En este caso específicamente buscamos solucionar una preocupación de todos los padres: Que nuestros bebés duerman sin riesgos de que les pase algo y no darnos cuenta.

  • REDACTA: Ahora que ya sabes los beneficios, las emociones en juego, a quien diriges el mensaje ya puedes comenzar a redactar. Te sugiero que ordenes los párrafos por ideas puntuales, para que cuando redactes tengas claro que foco debe tener cada uno de ellos.

Recuerda primero, llamar su atención. Debes hacer que la persona se interese en leer tu texto, hasta el final.

Luego cuéntales que problemas les vienes a solucionar, que beneficios obtendrán con tu producto o servicio, que sentirán gracias a él (Emoción positiva)…

Finalmente puedes describir tu producto o servicio, contarles cosas técnicas, como está fabricado, etc.

  • ¡SUELTA EL TEXTO! TOMA UN DESCANSO: Muchas veces, estar muy inmersos en nuestros textos nos comienza a marear. Es tanto lo que tenemos en mente, que no vemos que la redacción de las ideas no concuerda, que tenemos algunas faltas de ortografía, que hay puntuaciones que hemos pasado por alto y/o que no tiene la fuerza necesaria para cautivar al receptor.

Por eso, te invito a que te despejes. Si no tienes un día entero para olvidarte de él, al menos toma un par de horas de descanso. Pero en ese tiempo tienes prohibido PENSAR EN TU TEXTO. Así lo ideal es hacer una actividad que nos saque totalmente de ese foco.

Siempre sugiero que anden con una libreta y un lápiz porque a veces las mejores ideas vienen cuando menos las esperamos.

  • REVISA Y EDITA: Con la mente descansada puedes revisar tu texto y editar aquellos detalles que no viste en un comienzo. De ser posible muéstraselo a otras personas para que te digan que entendieron de él y así puedas corroborar la claridad de tu mensaje. Léelo en voz alta las veces que estimes conveniente, pero al menos hazlo UNA VEZ.

Y ¡ÉXITO!

Dedícales tiempo a esos textos que son importantes. No intentes hacerlos apuradas o bajo la ansiedad de lo inmediato. Muchas veces queremos obtener esa respuesta que necesitamos tan rápido que no le dedicamos el momento justo a que nuestra idea se entienda correctamente.

Si aún así sientes que escribir no es lo tuyo y necesitas ayuda con la redacción de tus textos importantes ¡Yo lo escribo por ti!

Envíame un mail a hola@peluurriola.com y conversemos.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *